martes, 22 de septiembre de 2015

El inicio de la Alimentación Complementaria.


Como les comenté en los primeros post del blog Vero se ha alimentado con lactancia materna exclusiva, en su control médico de los cuatro meses la doctora nos dió la dieta de los seis meses para iniciar la alimentación complementaria a base de ciertas frutas, verduras, carne de res, pollo y arroz; junto a las indicaciones de cómo iniciar y la preparación de los alimentos, parecía muy sencillo... Pero quizás no es tan fácil pero tampoco imposible.

Vero tiene cinco meses y tres semanas, la doctora nos indicó que iniciáramos la alimentación complementaria a los 5 meses y alguito, empezando con frutas picadas o jugo a media mañana y media tarde, un almuerzo y cena de verduras en sopa o papilla y/o arroz, sin sal ni azúcar y al cumplir los seis meses incluir el pollo o carne cocidos y sazonados solo con cebolla y pimentón; la tetis mañana y noche y al medio día si queda con hambre.

Lo cierto es que las cosas no fueron así, iniciamos a los cinco meses recién cumplidos porque al parecer ella entendió perfectamente que ya le iban a dar comida así que empezó a pedirla y no pudimos resistirnos, empezó a probar una fruta y una verdura por día para ir observando si le gustaba o si era alérgica, hasta ahora ha probado casi todo de la lista sin ningún problema y le ha gustado en su mayoría. El arroz le encanto desde que lo probó y como buena venezolana lo come todos los días junto a su sopa, aún no ha comido carne, si ha comido pollo, muy poco y le ha gustado. En lo que si he sido muy estricta es en cero azúcar, en lo que no he podido es cero sal, así empezamos y le gustaba hasta que probó una sopa donde la abuela y ya no hubo marcha atrás, así que le coloco un puntico de sal a la sopa.

Como ya les he comentado antes me encanta investigar casi que cada paso que doy en la crianza de Vero y leyendo sobre alimentación complementaria me encontré con el método Baby Led Weaning (BLW) en español "Destete dirigido por el bebé" este método consiste en presentar la alimentación complementaria libre de papillas, darles trozos que quepan en su puñito de frutas, verduras y carnes así el bebé es quien decide que le gusta, cuando está lleno, y aprende a comer solito a su ritmo.

Hay mucha información sobre este método, incluso ejemplos de cómo presentar los alimentos en YouTube, les recomiendo leer y ver vídeos del Dr. Carlos González, pediatra español súper defensor del BLW y súper opositor de la alimentación con papillas, aquí les dejo uno de tantos vídeos de una de sus conferencias, es muy informativo y gracioso. Por supuesto, al investigar sobre este tema recuerden que la mayoría de información es de otros países con dietas diferentes a las nuestras, debemos tropicalizar el método y usar nuestros productos y lo más importante la creatividad.

Así que con Vero he combinado la alimentación complementaria tradicional y el BLW, en esta vida de matices es imposible estar de un solo lado, y aunque al parecer son métodos totalmente opuestos y excluyentes, hasta ahora hemos logrado combinarlos, a veces le doy jugo o fruta en las mallitas estas para evitar desastres o también se las doy en forma de palitos para que ella las agarre y se la lleve a la boca, con las verduras se las doy en forma de sopa o también en bastoncitos para que ella los chupe y cuando están bastante blandos los va cortando con sus encías, lo que no he implementado es las papillas, no se si mas adelante las incluya. Muy importante es aclarar que los trozos deben ser grandes porque a los cinco o seis meses ellos solo pueden agarrar las cosas con su mano completa y así se evita que se pueda atorar, tampoco hay que tenerle miedo al arroz o que corten trozos de fruta o verdura con sus encías, si llegan a atorarse ellos pueden regresar el alimento, a Vero le ha pasado y no ha sido gran cosa, obviamente hay que estar atentos mientras ellos comen. El tema de la tetis, es lo único que ha sido complicado porque ha aceptado muy bien la alimentación complementaria, pero no quiere reducir sus tomas de tetis a tres diarias, seguiremos trabajando en eso.

Mi recomendación es complementar los dos tipos de alimentación porque con el BLW el desastre que se forma a la hora de la comida es grande y si vas a un restaurante o a casa de un familiar o amigo no puedes pretender que tu hijo haga un desastre en su comedor, por eso es recomendable que también coma sopas o purés que se los des tu misma para estos casos, igual con los bebés que van a guarderías  creo que a las profesoras no les agradaría tener que bañarlos después de cada comida. Así que con paciencia, dándoles su espacio, sin obligarlos a comer y combinando estos métodos nuestros hijos podrán tener todos los beneficios en su desarrollo que les provee el BLW y nosotras las mamás la comodidad de la alimentación tradicional.




2 comentarios :

Gracias por tu comentario!