miércoles, 14 de octubre de 2015

Las vacunas que los bebés necesitan.




Las vacunas son una de las prioridades a tratar en el control con el pediatra del bebé desde su nacimiento y su primera visita médica, las vacunas en el tiempo han ayudado a la prevención de enfermedades en niños y la erradicación de algunas enfermedades mortales de algunos países, pero quien no le tiene miedo a una vacuna?, o peor aún a que padre o madre no le da miedo que su hijo sea vacunado...

Recuerdo cuando estaba en primaria habían jornadas de vacunación gratuitas y te vacunaban en el colegio, teníamos que formarnos para que una enfermera obstinada de ir de colegio en colegio y calarse el llanto de un montón de niños te pusiera con mano de hierro una vacuna, a mi no me dolían pero ver a los demás llorar, esconderse, correr y gritar me daba miedo, y siempre me ha dado miedo una aguja, pero como mamá decidí que no le voy a traspasar mis miedos a Vero, que tenga sus propios miedos y si es mejor aún que no los tenga.

Muchas veces le tenemos miedo a cosas que nos contaron que eran dolorosas, feas o peligrosas pero no las conocemos, los bebés no tienen miedo a nada, pues no conocen nada, así que lo mejor es nunca decirles que hoy les toca la vacuna pobrecito, que si llora le van a poner una vacuna, que si se porta mal van a llamar al doctor, para que vayan tranquilamente a cada consulta y no formen su berrinche o haya que correr detrás de ellos por el consultorio.

No les voy a negar que es un trauma horrible ver que le pongan una vacuna a tu bebé, con esas agujas largas en sus piernitas...pobres, y no solo eso si no la reacción que pueda tener, la primera vacuna que le pusieron a Vero fué la BCG y Hepatitis una en su bracito, la que deja la cicatriz que te marca de por vida y la otra en la piernita, estas no le causaron fiebre, ni hinchazón, incluso me dijeron que posiblemente podía supurar pus, pero eso no sucedió.

Para las segundas, fueron una en cada pierna y dos tomadas, estas si le dieron fiebre, se le enrojecieron las dos piernas y estaba sensible al tacto, pasamos la noche colocándole compresas de agua fría, dándole medicina para bajar la fiebre y durmió solo con el pañal un poco suelto para que no le maltratara, lloró mucho, y les admito que yo también, fué complicado porque no podíamos alzarla porque le dolía, la colocábamos en un colchoncito pequeño y así la mecíamos en los brazos para tranquilizarla, las terceras vacunas y las cuartas tampoco tuvieron reacción, Vero es fuerte, no llora cuando siente el pinchazo, si no más bien cuando entra el líquido y ya, un pequeño grito mas nada; Dice JM que salió a la mamá porque él si es muy cobarde.

Es importante conocer que vacuna se debe aplicar y a que edad, para no pasarlas por alto, también sus efectos secundarios y que podemos hacer para que el momento de la vacunación no sea de terror, tanto para los bebés como para nosotros los padres, y por supuesto seguir las recomendaciones que nos dé el doctor o la enfermera, que en cada vacuna de las que lleva Vero han sido las mismas:
1. Dar medicina para la fiebre dos horas antes de aplicar la vacuna (la dosis según su peso)
2. Aplicar compresas de agua helada en donde fué el pinchazo, sin masajear, ni colocar cremas, ni agua tibia.
3. Seguir dando la medicina cada cuatro horas si sigue presentando fiebre.

Y las mías:
1. No colocar prendas de vestir que cubran sus piernas, si hace frío que sean de telas ligeras, como el algodón.
2. No tener roce en el área vacunada con cobijas o nuestro mismo cuerpo al alzarlos, es mejor acostar al bebé sobre una almohada y luego si alzarlo.
3. Y la más importante no heredar miedos a nuestros hijos, de ningún tipo, incluido el miedo al doctor y las vacunas.

Las vacunas son importantes para la salud de nuestros hijos y como padres es nuestra responsabilidad hacer de su vida lo más feliz posible, un bebé libre de enfermedades es un bebé feliz.Aquí les dejo un link a la página de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría sobre el control de vacunas en niños y adolescentes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!