lunes, 6 de junio de 2016

Tips para visitar a un recién nacido.

Hola! Por aquí vuelvo a aparecer esta vez con unos tips que nos servirán mucho al visitar a una familia que acaba de recibir un nuevo bebé. Hay que tomar en cuenta que existen diferencias al visitar a una familia primeriza o cuando es el segundo o tercer bebé, a pesar de que en cualquiera de la ocasión siempre es un momento muy especial.


Cuando aún no somos padres y lo digo por experiencia propia tanto como amigo o familiar nos causa mucha emoción que alguien se convierta en madre o repita pero a veces las ocupaciones del día a día, nuestras rutinas, trabajo, incluso nuestro descanso hace que vayamos prolongando la visita al recién nacido, decimos esperemos a que se instalen bien y no vayamos a estorbar y van pasando los días, semanas, meses y de repente nunca fuimos a visitar al bebé. Eso pasa porque no somos padres y no conocemos ese sentimiento tan especial y quizás pensamos que podríamos causar molestia.

Pero en mi experiencia como madre puedo decir que es muy reconfortante recibir la visita de tus amigos y familiares, sientes su cariño y aprecio y puedes solucionar dudas o que te feliciten porque has hecho un buen trabajo, y desahogarte es de gran ayuda ya que a veces puede ser un poco frustrante. Y cuando experimente ser madre me sentí muy mal por aquellas veces en que nació un bebé y no fui a visitarlo, y también a mi esposo y a mí nos entristeció que algunas personas no hubiesen venido a visitarnos y casi siempre eran personas que no tienen hijos.

Pero por supuesto no todas las visitas son tan agradables eso hay que admitirlo aquellas que te contradicen en todo lo que haces, qué piensan que el bebé tiene mucho frío o calor que ubicaste mal su camita, que entra mucha brisa a la habitación, que esos perros deben regalarlos, que ese pediatra no sabe nada el mejor es el que vio a Juanito que ya tiene 22 años pero el viejito es un duro y aún pasa consulta, la que dice que eso sed porque la leche materna es muy dulce y en fin pare de contar. Así que pensando en estas situaciones les dejo unos tips para el día en que se haga la visita a un recién nacido.

-No todos los padres son iguales a algunos no les importará si cargan al bebé otros prefieren que no lo hagan, así que mejor preguntamos si lo pueden cargar o esperamos a que nos digan que podemos hacerlo.

-Cuando lleguemos debemos esperar a que nos inviten a pasar a la habitación muchas veces los papás reciben la visita en la sala esperando que nuestra temperatura se iguale a la de la casa y luego si podamos ver al bebé, no presionemos y seamos pacientes.

-Si venimos directo de la calle es mejor lavar nuestras manos así tendremos más oportunidad que nos dejen cargar al bebé.

-Si vamos a visitar con niños debemos explicarles que el bebé está muy chiquitico y que no deben tocarlo o darle besitos ya que es muy frágil aún. A muchos padres primerizos nos aterra (me incluyo) cuando un niño pequeño quiere tocar al bebé ya que no miden su fuerza.

-Si vemos que algo que hacen los nuevos padres no concuerda con nuestra forma de crianza no digamos que está mal, podemos decir yo lo hacía de esta manera y me funcionó o decir que te parece si lo haces así? Tal vez puede ser más sencillo.

-En cuanto a la forma de alimentación que decidan darle al bebé es mejor no opinar mucho créanme es un tema delicado para las mamás así que tratemos de solo opinar si nos lo piden.

-Si la mamá decide dar lactancia materna exclusiva al bebé seguramente va a servirle de mucho tener apoyo pero eso sí demos apoyo si nosotras dimos el mismo tipo de alimentación cualquier idea diferente puede hacer que la mami cambie de opinión porque en muchas atrapas de la LME dan ganas de desistir lo mejor es animarla a que continúe por ese camino y no decirle amiga pero metele un teterito de vez en cuando eso no le cae mal.

-Para papi también hay muchas cosas que pueden servir, podemos decirle en que necesitas que te ayude puede ser que tenga una montaña de platos por lavar o una carga de ropa por llevar a la lavadora el también necesita un respiro.

-Si queremos llevar algo de comer a la mamá pueden ser frutas pero no melón o sandia ya que dan muchos gases, tampoco cítricos porque pueden generas alergias en los bebes a través de la leche materna, lo más aconsejable es durazno, lechosa, pera, uvas incluso agua de coco que hidrata mucho.

-Y por último el más importante tratemos de dar visitas cortas de unos 20 minutos y de dos de la tarde a máximo ocho de la noche y si llegamos y la mamá está durmiendo esperemos a que despierte o regresemos luego nunca dejemos que la despierten para que nos reciba, si vamos a durar más tiempo ayudemos en algún quehacer del hogar seguramente habrá algo por hacer.

Espero estos tips les sirva de ayuda en su próxima visita o nos ayuden a darnos cuenta que quizás en algún momento fuimos una visita no deseada, recordemos que es el momento más especial en la vida de los padres de esa bendición que llega a un hogar, no seamos nosotros la visita incomoda mejor aún seamos la mejor visita que reciban y créanme nunca lo olvidarán.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!