lunes, 26 de diciembre de 2016

¿Quien trae los regalos?

Por estas fechas siempre sale a flote el tema de Santa o El Niño Jesús y quien trae los regalos, algunos padres como es mi caso nos preguntamos si les creamos la ilusión de que un ser mágico que vive en el Polo Norte que fabrica y reparte los regalos a los niños que se portaron bien durante el año, o que para celebrar su nacimiento El Niño Jesús les trae regalitos; para otros padres con niños mayores el problema es mayor, quizás alguien le dijo a su hijo qué tal ser no existe y que son papá y mamá quienes compran los regalos o el solito los descubre. 


He visto en las redes sociales mucho debate sobre esto y que ha hecho cada familia con este tema, algunos deciden fomentar la ilusión, otros ser sinceros y explicar el verdadero sentido de la Navidad, otros más moralistas piensan que si quieren que sus hijos sean adultos sinceros deben siempre hablarles con la verdad, también aquellos en contra del consumismo tienen su posición.

La verdad yo aún no sé cómo voy a tratar este tema en la próxima Navidad que Vero va a estar más grande y entendida, esta vez ella no sabía nada de regalos ni quien los traía, pero si es cierto que varias personas le habían comentado sobre la carta para Santa, o que le iba a pedir al niño Jesús, nosotros simplemente el 24 la distrajimos y sacamos sus regalos, su cara de asombro y emoción fue la recompensa que esperábamos después de pasar todo este tiempo pensando que regalarle, y ver cómo el 25 se despertó y fue directamente a buscar los juguetes, nos llenó de emoción.

Así que sea cual sea la forma en la que decidan plantearles la Navidad a sus hijos, siempre hay que pensar en sus caritas de emoción al destapar sus regalos, por que seamos sinceros, a quien no le gusta romper un papel de regalo para descubrir la sorpresa? A fin de cuentas es nuestra responsabilidad si los dejamos llevarse por el marketing y querer todos los juguetes que salen en la televisión, es nuestra responsabilidad si les explicamos desde pequeños cual es el significado de la Navidad y que se celebra en esta fecha.

En nuestra época no había tanta información y tan a la mano para grandes y pequeños, pero recuerdo que la inocencia con la que esperábamos esta fecha y vivíamos cada momento de la Navidad me creó un amor inmenso por esta fiesta, así que creo que no está mal dejarla soñar con seres mágicos. Si va a ser un adulto honesto no se basa solo en seguir una tradición, se crea con nuestro ejemplo y nuestro actuar día a día. 

Creo que lo más importante es vivir esta fecha con amor, fe y unión familiar, aprovechar por dar gracias por lo que tenemos, esos son los sentimientos que debemos sembrar en los corazones de nuestros hijos, lo demás es accesorio. Que opinan ustedes de este tema, déjenmelo saber en los comentarios y Feliz Navidad!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!