viernes, 6 de enero de 2017

Navidad lejos de casa


Esta fue nuestra primera Navidad lejos de casa, de la familia, los amigos y la tradición venezolana, así como la de muchos coterráneos que se encuentran en diferentes partes del mundo, para otros ya es algo normal, yo les dejo mi reflexión.

A veces parezco un poco dura, no sé más bien es mi costumbre de verle lo positivo a todo; el que me conoce sabe que es difícil verme desanimada, tampoco es que me la pase como una princesa de Disney todo el tiempo, pero la verdad, una de mis virtudes es ser positiva, por supuesto tengo mis momentos dark, pero son eso, solo momentos.

Desde que me fui de mi país creo que este fue el momento en el que realmente extrañé, la comida, mi gente, el amigo secreto, y sobretodo recibir con mi familia estas fechas que tanto me gustan, pero como les digo siempre me mantengo positiva y tratamos como familia de adaptarnos a nuestro nuevo ambiente así que nos integramos lo más posible en las tradiciones de esta ciudad en la que ahora vivimos, comimos buñuelos y natilla, visitamos los alumbrados navideños, hicimos la novena y celebramos el día de las velitas, por supuesto no lo vivimos como unos auténticos paisas, le metimos lo venezolano por donde pudimos, incluso el 31 hicimos bailar tambores a los vecinos...

Así  que creo que de eso se trata, hacerse parte de las tradiciones del lugar donde vives pero siempre mantener tu esencia e identidad patria, por una parte para que no pegue tan duro y por otra para que los pequeños como en el caso de Vero siempre sepan de dónde vienen y como crecieron sus padres.

Espero las próximas fechas las podamos disfrutar un poco más, (aunque la pasamos muy bien y no me quejo) bien sea mezclando tradiciones pero lo más importante que podamos pasarlo con más familia reunida.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!